LUBRICANTE

Desplaza la humedad de los sistemas de ignición y equipos eléctricos, mejorando su funcionamiento.
Afloja y destraba piezas metálicas, tornillos, tuercas, pernos, cadenas, candados y otros mecanismos de igual naturaleza.
Lubrica todo tipo de dispositivos metálicos eliminando chirridos y fricciones, evitando el desgaste de las piezas.
Preserva del óxido y la corrosión mediante una barrera protectora, resistente y perdurable.


Características:
No perjudica pinturas, plásticos ni gomas.

Presentación:
Envases x 250 cc y 440 cc.